Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros sólo para optimizar su visita. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso Más información

     Sabino de Arana tuvo muy claro desde el principio que para defender una identidad era necesario utilizar, y crear si era necesario, símbolos con los que identificarla. El primero de los que creó para el País Vasco, al que seguirían nombre, Euzkadi”, e himno, el “Euzko Abendaren Ereserkia”, sería su bandera, la “Ikurriña”.

     La bandera vasca, que ideó junto a su hermano Luis, ondeó por primera vez a las seis de la tarde del 14 de julio de 1894, en el Euskeldun Batzokija con motivo de la inauguración de sus locales en el segundo piso de la casa nº 24 (antiguo) de la bilbaina calle Correo, esquina con el Boulevard. Esta primera ikurriña, que era de lana, fue izada por el veterano combatiente carlista Ciriaco de Iturri y Urlezaga. El 12 de septiembre del año siguiente sería incautada por las autoridades españolas al clausurar el Euskeldun Batzokija.

     La ikurriña en un principio pretendía ser únicamente la bandera de Bizkaia, aunque acabaría siendo asumida como la bandera de todo el País vasco. Los hermanos Arana se inspiraron en el emblema que ya tenía este territorio, su escudo. El fondo rojo de la bandera se considera una traslación del de éste, que para los Arana no debía ser de plata sino de gules o sea rojo. El aspa de sinople (o verde) es otro distintivo dado por ese mismo escudo de Bizkaia, como símbolo del árbol de Gernika. También la cruz de San Andrés hace referencia a la lucha por la libertad de la Patria y a la legendaria batalla de Arrigorriaga o Padura de finales del siglo IX, entre bizkainos y castellanos que según la tradición tuvo lugar un 30 de noviembre, festividad de San Andrés Apóstol que fue martirizado sobre una cruz aspada. La cruz blanca se superpone al conjunto como representación de la superioridad trascendental sobre lo humano de lo divino.

     El 19 de octubre de 1936, a propuesta del consejero de industria el socialista Santiago Aznar, el Gobierno de Euzkadi establecería la oficialidad de la Ikurriña como bandera vasca. La única modificación se establecerá, cinco días más tarde, en la medida de las cruces que pasarían a ser más anchas que en su diseño original (al parecer para que se distinguieran mejor en los buques durante la guerra).

© 2013-2020 Sabino Arana Fundazioa